Skip to content

Oreta Seiken to Teikan no Kenhime

折れた聖剣と帝冠の剣姫
Oreta Seiken to Teikan no Kenhime
Rate this post

 

Sinopsis Oreta Seiken to Teikan no Kenhime

El Príncipe Rushd del Reino Cavel y la Princesa Falschera del Reino Palmia una vez fueron amigos de la infancia, pero por cosas de política, ambos países entraron en guerra.

El ejército comandado por estas dos personas de renombre en el continente, se enfrentan en el campo de Ristion. Las tropas comandadas por Falschera cortan lentamente la formación de Cavel. En ese momento, Rushd y Falschera chocan espadas y en su encuentro, se reconocen el uno al otro como un formidable enemigo en el campo de batalla.

Pero al mismo tiempo se produce un cambio político debido a la ausencia del Príncipe y la Princesa. Al volver a su Reino. Tanto el príncipe, como la princesa son exiliados de sus reinos. Al estar en la misma situación, viajaran juntos por el mundo en busca de un lugar en donde vivir, pero lo que no se imaginaban era que ambos se encontrarían con un enorme dragón que en el pasado fue sellado por un ex-héroe.

Volumen 1

Prólogo: Hace 7 años.

La luz atravesaba las ventanas y tenuemente iluminaba el corredor. Allí se encontraban dos niñas acompañadas de una sirvienta de mediana edad. Las niñas tienen una edad de alrededor de 10 años, son muy lindas.

Una de ellas tiene el cabello dorado y su largo llega hasta su cintura. Ella está vistiendo un hermoso vestido rosa, el cual se puede ver parte de su clavícula. Sus ojos amatista están llenos de tensión, sus ojos parecían querer desafiar a todos.

La otra chica tiene el cabello negro y atado, ella está vistiendo un vestido de color azul con algunos volantes. Su boca siempre tiene una sonrisa tranquila y sus ojos rojos solo miran al frente. Es todo lo contrario a la niña rubia.

“Cálmate, Fal. Mira a tu alrededor”

La niña de cabello negro sonrió a la niña rubia. Fal era el nombre de la niña rubia. Mientras seguían caminando, la niña rubia entrecerró los ojos, por lo luego dijo.

“Ten en cuenta que esto es una cuestión de rutina, Artu-Onee-sama. Sin embargo, el palacio del Reino de Cavel está justo aquí. Ellos quieren

hacernos daño, incluso si hay espías o asesinos en el techo o en las paredes no me sorprende”

“Vamos, tú siempre dices cosas difíciles de entender”

“Lo aprendí de la Oba-san”

La chica de cabello negro expresó su admiración

—— Artu. Fal muy orgullosa inflo su pecho. Delante de ellas la sirvienta de mediana edad con una sonrisa gentil, dijo.

“Arturia-sama. Falschera-sama. Les aconsejo que no se preocupen. El Reino de Cavel está buscando una oportunidad de ser pacífico y amigable. Ellos sin duda trataran de proteger a las princesas”

La sirvienta hablo, Fal y Artu pensaron en las palabras de la sirvienta. Debido a que ellas son princesas, son muy conscientes de que hay personas que hablan bien solo por su beneficio. Sin embargo, sus amigas no piensan lo mismo.

Fal y Artu son las princesas del Reino de Palmia. Fal tiene diez años y Artu tiene once. Debido al color de su cabello, Fal es conocida como [La Doncella Dorada] y Artu es conocida como [La Hermosa Perla Negra]”

Palmia y Cavel se encuentran en el centro del continente, esos dos reinos han demostrado ser los más fuertes del continente.

Los dos países firmaron un tratado de paz de tres años.

En esta era de guerra, un tratado no tiene sentido.

Para concluir con el tratado, las dos princesas del Reino de Palmia debe vivir un tiempo en el Renio de Cavel, después de eso, el Príncipe de Cavel y alguna de las princesas del Reino de Palmia tomaran una decisión.

Así es como se profundizan las relaciones entre dos renios, la familia real de los dos reinos debe compartir entre sí.

Por lo tanto, Fal y Artu están en el palacio de Cavel.

Ellas llegaron al cuarto del Príncipe Rushd del Reino de Cavel. El príncipe tenía diez años. La misma edad de Fal.

“Debido a que aquí se hará la audiencia, me gustaría hablar un poco. Quiero conocer más de Rushd-sama”

Artu escucho sonidos en el pasillo, Fal tenía una mirada seria.

“No hay duda, Artu-onee-sama. He oído que el Príncipe Rushd es un bastardo. Solo hace seis meses fue coronado como príncipe…….Además, su forma de hablar es muy grosera”

“¿En serio? Yo no lo vi así. Me temo que Rushd-sama es una persona difícil de tratar. Fal si tienes miedo, entonces puedes esconderte detrás de mí”

Su hermana mayor tenía un tono de burla. Al escuchar eso, Fal enrojecida fuertemente negó con la cabeza.

“No me voy a esconder de tras de ti. Yo te utilizare como un escudo, por si las cosas se complican”

Fal llevo sus manos a su pecho y declaro rudamente. Su sirvienta suspiro en voz baja.

Esa princesa es todo lo contrario a su hermana, Fal es muy diferente a las otras princesas. Es por esto que Fal tiene fama en toda Palmia al igual que en Cavel. Ella es un poco inmadura, pero es alguien que sonríe en las peores situaciones.

“Princesas. Ya podemos ver a Rushd-sama en su habitación. Asegúrense de no tener un comportamiento grosero”

Con las palabras de la sirvienta, la expresión de Fal cambio. Ella se sorprendió al ver el extenso pasillo. Sus ojos amatista estaban inquietos.

“¿Esto es realmente la habitación del príncipe? Puedo ver sirvientas en todos lados”

Al decir esto Fal, Artu y la sirvienta no lo podían creer. Las habitaciones de un Príncipe y una Princesa eran muy diferentes.

—— La habitación del príncipe se encontraba en la esquina del palacio. Su hermana menor, Constans permanecía en su habitación.

“Arturia-sama. Falschera-sama. Entremos. El Príncipe Rushd no nos esperara por siempre”

La sirvienta dijo para clamar el estado de ánimo, al terminar, se dirigió a la parte delantera de la sala y cortésmente llamo a la puerta.

La puerta se abrió de inmediato, un niño de cabello castaño oscuro y de ojos azules aguamarina estaba allí, el rondaba la edad de los 10 años. Ese es el Príncipe Rushd.

“Nunca te he visto ¿Quién eres?”

Rushd observó con ojos sospechosos a la sirvienta. Esperando a que le diera una respuesta, Artu dio un paso adelante. Fal también siguió a toda prisa detrás de su hermana. La Princesa de cabello negro entro elegantemente.

“Rushd-sama. Gracias por recibirnos en su habitación, yo soy Arturia. El motivo de la visita, es que quiero hablar contigo”

“Ese tipo de cosas lo debes hacer con mi hermanastra. Yo no tengo nada de qué hablar”

Sus expresiones suponen un montón de problemas, después responder fríamente, Rushd quería volver a su habitación. En ese momento, la puerta se estaba cerrando. Fal con rabia coloco su mano en la puerta e inserto su pie en ella, luego se quedó mirando a Rushd.

“¿Por qué tratas así a Onee-san!? ¿Sera que las personas de Cavel no saben cómo recibir a las visitas!?”

“¿Qué sabes de eso!?”

Rushd dijo muy ansioso, él quería forzar la puerta. Sin embargo, Fal se negaba. Después de ver su cara de enfado, Rushd le extendió su mano derecha.

Tal vez porque él debía actuar como el Príncipe de Cavel. Fal estaba confundida por esa reacción, por lo que tomo su mano.

Los dedos de Rushd tocaron la zona del pecho del vestido. Ella tomo su vestido fuertemente. Aunque son jóvenes, ella era consciente de que su cuerpo estaba comenzando a cambiar.

El joven retiro su mano rápidamente, él no sabía qué hacer. Ya que él no había sentido nada, la zona del pecho sigue siendo plana. Fal lo miraba.

Fal no dejaba de mirarlo, después de un tiempo, ella comprendió lo que había sucedido. Ella se sonrojó hasta las orejas, en ese momento ella se puso en cuclillas. Tenía vergüenza y rabia, sus hombros temblaban, luego levantó la cabeza, y fulminó a Rushd con una mirada.

“Tú……”

Sus ojos parecían a punto de llorar, con sus brazos cubría la zona de sus pechos, Fal luego con su mano derecha dio un fuerte golpe.

“Idiota!”

Con una voz furiosa, ella grito. En ese momento, ella apretó su puño y sin piedad golpeo la mejilla de Rushd. El príncipe salió volando, y luego su cuerpo cayó al suelo.

“Eso no es todo! Ponte de pie! Voy a golpear el otro lado!”

Sus ojos color amatista estaban llenos de furia, el rostro de Fal estaba enojado.

La sirvienta no sabía qué hacer, ella y Artu solo se quedaron observando. Rushd no hizo nada, pero Fal parecía aturdida.

Ella es la princesa de un reino, Ya sea una abofeteada o un golpe, esto puede empeorar las cosas. Por otro lado, su hermana se sentía decepcionada y estaba tratando de solucionar las cosas.

La conmoción se escuchó en todos lados, por lo que los caballeros de Palmia llegaron. Luego…

 

Por lo tanto, la guerra iba a estallar.

Ya sea mensajes de Palmia, o de los responsables, las cartas que enviaban tenían el asunto de [Solo fue un juego de niños] para resolver el asunto, están tratando de buscar cualquier excusa.

Debido a esta situación crítica, la Princesa Arturia. De principio a fin, fue testigo de lo que pasó, por lo que ella hizo un testimonio favorable para Palmia, pero no podía perder la imparcialidad.

“El Príncipe Rushd fue indecente con mi hermana, pero ya fue reprimido. Si esta proliferación continúa, creo que no será bueno para ambos reinos”

Aunque ambas partes se siguen sintiendo infelices, pero no pueden hacer nada porque la situación es poco frecuente, esto casi destruye un tratado. Artu hablo con ambas partes para buscar una solución a la peor situación.

Al otro día de haber realizado el acto indecente, Rushd visitó la habitación de la Princesa de Palmia y dio una disculpa honesta.

“Vine aquí para pedirles que me disculpe por mi descortesía, sinceramente les pido una disculpa……. Lamento haberte hecho llorar y tratarte así. Discúlpame por no haberte escuchado. Lo siento mucho”

Fal y Artu bajaron sus cabezas. Las dos Princesas estaban sentadas lado a lado escuchando la disculpa.

Ahora, en la habitación se encontraba Fal, Artu y Rushd. Él había venido solo ya que solo se iba disculpar. Aun así, los demás sirvientes estaban atentos por si algo pasaba.

Fal miraba a Rushd con rabia.

En esa noche, luego de calmarse, el escuchó de su hermana lo que había hecho. Rushd lo comprendió y no tenía intención de hacerlo. No obstante Mientras que con rabia pensaba en lo sucedido, Rushd toco su hinchada mejilla y sintió un poco de pena.

La primera parte de su disculpa fue formal, pero luego de mitad, su disculpa se sintió sincera.

El Príncipe al haberse disculpado. Fal dijo.

“Levanta la cabeza, Príncipe Rushd”

Rushd alzó la mirada. Y esperando por él, Fal se levantó del sofá.

“A pesar de lo que paso, yo también fui culpable. Yo también te pido disculpas”

Fal se inclinó. Rushd confundido, miro a Fal.

Mientras ocurría esto, Artu estaba sonriendo.

“Entiendo. Sé que vinieron hasta este palacio para hablar de temas importantes. Si eso es todo, si me disculpan——”

“Príncipe, espera. No, espera un minuto. Tengo algo que decir”

La expresión de Fal había cambiado, Fal incluso se corrigió al hablar. Por lo que Rushd frunció el ceño, y miro a la Doncella dorada.

“Si no está acostumbrada a hablar cordialmente, entonces no tienes la necesidad de hablarme con honoríficos. Además, es mejor así”

Rushd dijo una declaración inesperada, Fal tenía una expresión extraña. Artu quien tenía una gran sonrisa solo dijo [Dejémoslo así, de todos modos], por lo respondió.

“Rushd-sama aunque no te importe, gracias por tus buenas intenciones”

“Artu-onee-sama!”

Fal tosió, Rushd miro a otro lado.

“Príncipe. Ayer visitamos tu habitación, para comenzar nuestra interacción entre las dos familias reales. Ahora que estas aquí, tengo algo que decirte……”

“Rushd-sama. He estado pensando…”

Artur tomo una pausa, el rostro de Rushd tenía una expresión de sorpresa, pero negó con la cabeza.

“Incluso si tengo una buena relación con ustedes, no van a tener ninguna garantía. Si no saben, yo soy un Bastardo. Por lo que mi respuesta es la misma que la de ayer, hablen de estas cosas con mi hermanastra”

“¿Hermanastra? ¿Te refieres a la Princesa a Constans?”

Fal pregunto para confirmarlo, por lo que Rushd asintió. Ahora, el Reino de Cavel tiene a un Príncipe y a una Princesa. El Príncipe es Rushd. Y la Princesa es Constans.

Rushd es el diferente, ya que la Princesa Constans es la hija entre el rey y la reina, por lo que es la hija legitima. Sin nadie más, entonces ella será la próxima reina. Por su puesto, el rey seria su marido.

“Sin embargo, ¿Un hijo ilegitimo no tiene ventajas?”

Fal pregunto, Rushd quedo en silencio, su rostro tenía una mirada confusa, luego respondió con una expresión infeliz.

“En este palacio, la mayoría de las personas me odian. Ayer, luego de lo que paso. Muchas personas no me dirigían la palabra por ser un Bastardo. Por lo que su propósito de llevarnos mejor no tiene sentido”

Fal y Artur, se quedaron observando. Rushd luego sonrió.

“No sé de qué sirve contarles esto, pero es mejor que ustedes no traten de estar con una persona como yo”

En ese momento, Rushd salió de la habitación.

Pero, por supuesto, Fal quería saber más.

“Príncipe, sigamos hablando, ¿La Princesa Constans que piensa sobre eso?”

A Fal no le daba miedo hacer esas preguntas, Rushd para que las demás personas no se enteraran, frunció el ceño y la tomo del brazo.

“Sí que eres molesta y mal hablada. Ya me siento tonto”

Fal se sentía muy sorprendida. Ayer, en la sala de audiencia la Princesa Constans había salido, con su cabello rojo brillante y ojos grandes color verde oscuro, parecía una muñeca. Por lo general, de manera muy elegante, ella es digna de que la llamen Princesa de Cavel. Ella no es nada igual a su hermano, el cual es considerado Bastardo.

“¿Te odia?”

“Creo que sí, pero ella no lo ha dicho. Sinceramente, no entiendo lo que piensa, pero siempre y cuando no sea nada especial, puedo estar con ella”

Rushd ligeramente bajo la mirada, Fal inclino su cabeza.

“¿Por qué te gusta estar con ella?”

“Porque soy su hermano”

Rushd sinceramente respondió. Los ojos amatista de Fal se sorprendieron, tenían una mezcla de admiración y afecto. Rushd con una mirada fría añadió.

“Sin duda me regañara”

En resumen Fal determino que su relación con su hermanastra no está del todo mal. Sólo entendió eso.

“Bueno, Príncipe, por favor, llévanos con la Princesa Constans, quiero que todos hablemos con ella”

“¿No has oído lo que he dicho?”

Fal tenía una mirada de sorpresa, Rushd negó con la cabeza.

“Tú no eres bueno hablando, eso es lo que creo. Tengo una idea diferente”

“…… Imposible ¿Estas siendo simpática conmigo?”

Como estuviera dudando, Rushd entrecerró sus ojos. La niña rubia asintió.

“¿Simpática? No es ninguna mentira, sólo es eso”

Ella sonrió con orgullo, los ojos amatista de Fal miraron a Rushd.

“Estoy muy interesada en ti. Es la primera vez que conozco a un Príncipe Bastardo. Tengo muchas cosas que preguntarte. Por supuesto, no tienes por qué responder, no voy a forzarte. Incluso Artu-Onee-sama estaría interesada. Creo que es una oportunidad para ambos nos conozcamos mejor ¿Qué te parece? ”

El Príncipe de Cavel observo fijamente a Fal. De repente, apareció Artu.

“¿Qué están haciendo?”

Los dos quedaron en silencio, por lo que la niña de cabello negro se acercó sonriendo.

“Cuenten conmigo, por favor, Rushd-sama. Llévanos con la Princesa Constans para poder hablar con ella, si Rushd-sama quiere estar con nosotras, no hay ningún problema”

Rushd se rascó su cabeza y luego dijo.

“Lo sé. Las llevare a la habitación de la Princesa Constans”

Palacio de los Cavel, las Princesas de los Palmia se habían hospedado durante un mes.

Después del invierno, el continente está rodeado por el vigor de la primavera, la Princesa Constans y Rushd visitaron el Palacio de los Palmia. Los cuatro volverían a verse, ya que Rushd debía quedarse con los Palmia durante un mes.

En tan poco tiempo más de dos meses, Fal, Artu, la Princesa Constans y Rushd habían hablado sobre una gran cantidad de temas, además de aprender sobre cada uno de ellos.

Rushd no siempre tuvo una crianza real, por lo que no siempre utiliza palabras corteses, pero Fal y Artu no lo sabían. Ellas pueden hacer coronas de flores, pueden hacer sonar una hoja como si fuera una flauta, sino también arrojan piedras a un estanque vacío.

Un viejo les había contado a Fal y a Artu muchas, muchas historias.

Por lo que ellas querían encontrar los tesoros antiguos de los laberintos. Aunque gran cantidad de monstruos viven en esas zonas. El viejo les había dicho que hace mucho tiempo había visto a un dragón. Rushd no lo podía creer e incluso Artur y la Princesa Constans también estaban en silencio, solo asentían con entusiasmo.

Por otro lado, a pesar de que Fal les enseño muchas cosas de otros países, Rushd solo sabía de etiquetas y otras cosas.

Fal y Artur detalladamente aprendieron sobre cómo nació Rushd y como se crio hasta ese momento.

Hasta el inicio de la primavera de ese momento, el Rey de la capital vivía con dos esposas. Cuando una de ellas murió a causa de un accidente, al mes, un mensajero del palacio real encontró a Rushd y lo llevo con su padre, el Rey de Cavel. Luego, fue coronado como príncipe.

“A pesar de la muerte madre fue difícil, ser coronado como Príncipe fue aún más”

Fal lo miraba, Rushd con una sonrisa irónica se apartó.

“……. Es como si estuviera muriendo congelado”

Fal no entendió lo que significaban las palabras de Rushd. Más importante aún, no sabía porque había dicho eso.

Los días pasaron y los cuatro incrementaron su amistad.

Especialmente Fal y Rushd, a pesar de que tuvieron una disputa al conocerse, ahora juegan juntos y hablan en secreto. Fal con todo su valor siempre seguía a Rushd a todas partes, Rushd no le importaba.

“Rushd, hagamos una historia en el que un Príncipe y una Princesa libremente viajan por el mundo”

“¿Nosotros en un viaje? Los cuentos de aventura siempre tienen peligros. No importa si voy, si quieres que vaya, entonces lo haré”

“¿En serio…..? Lo tomare en cuenta”

Igualmente, esos dos tenían una conversación ingenua.

Sin embargo, ellos siguieron conociéndose por un tiempo

Esto logro que ambos países estuvieran en buenos términos temporalmente. Ese tratado de paz debido a la naturaleza de las estrategias de ambos reinos, llego a su fin. En menos de un año el tratado se había roto.

Cavel y Palmia volvieron a tener relaciones hostiles desde entonces, y desde ese momento Fal y Rushd no se volvieron a ver.

 

Desde ese momento han pasado siete a̱os. Es Octubre de 1051 РCalendario Continental.

La guerra entre Palmia y Cavel se desencadeno. Por lo que la Princesa Falschera del Reino Palmia y el Príncipe Rushd del Reino Cavel cruzaron espadas.

Ambos tienen diecisiete años. Esos dos están muy por encima de muchos soldados en el campo de batalla. Ellos sin duda, han acumulado suficiente experiencia.